Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos e IU logran salvar su alianza electoral en el último día de plazo

La izquierda aminora su división en Madrid para los comicios de mayo

Pablo Iglesias e Isabel Serra, este viernes.
Pablo Iglesias e Isabel Serra, este viernes. GTRES

Podemos e Izquierda Unida han logrado acordar una alianza electoral para la Comunidad de Madrid en el último día de plazo, por lo que concurrirán conjuntamente a la cita del 26 de mayo, según avanzan a EL PAÍS fuentes de las dos formaciones conocedoras de la negociación. Así, la izquierda llegará a los comicios agrupada en tres listas, y no en cuatro: PSOE, Más Madrid y la unión de Podemos, IU y Anticapitalistas. La posibilidad de desplazar al PP del poder por primera vez en casi un cuarto de siglo, y el peligro de acudir a las urnas con un exceso de ofertas progresistas que confunda al electorado han espoleado un pacto que estuvo en peligro hasta el último día. El nombre de la coalición será Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie.

Podemos e IU vivieron las últimas 72 horas pendientes de los teléfonos y de reuniones que no llegaban. El miércoles, la formación encabezada por Sol Sánchez ofreció a la de Isabel Serra una cesión clave con la esperanza de desbloquear el acuerdo: IU renunció a disputar el número uno de la lista y a que hubiera primarias para decidir el orden de esta. A cambio, solicitó que se consensuaran mecanismos de coordinación del futuro grupo parlamentario y una mejora en los puestos que ocuparían sus representantes en la hipotética coalición: pasar del 2, el 6, 12 y 13 que ofrecía Podemos al 2, 6, 9, 11 y 12.

Desde entonces, las dos formaciones empezaron a descontar minutos preciosos sabiendo que se asomaban al abismo: en 2015, IU se presentó por su cuenta a las elecciones autonómicas, logró 130.000 votos, no consiguió entrar en la Asamblea... y Cristina Cifuentes (PP) fue investida presidenta con el apoyo de Ciudadanos y el mínimo margen de un solo diputado.

Ese precedente azuzó la negociación cuando el acuerdo ya parecía imposible. Los estrategas de todas las formaciones implicadas coincidieron en la dificultad de que cuatro listas de izquierdas cumplieran con el requisito de obtener como mínimo el 5% de los votos emitidos para entrar en la Asamblea. Así, la división que arrancó cuando Íñigo Errejón dejó la candidatura de Podemos y optó por la plataforma de Más Madrid culmina en tres listas de izquierdas y no en cuatro, como temían sus impulsores: PSOE, Más Madrid y la unión de Podemos, IU y Anticapitalistas, que ha acordado mecanismos de funcionamiento interno que aseguren su pluralidad y el cumplimiento del programa conjunto.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información