Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comisionado alemán contra el antisemitismo advierte del peligro de llevar siempre la kipá

Los crímenes antisemitas crecieron casi un 20% el año pasado, según cifras de Interior

Una congregación judía en la sinagoga Bet Zion en Berlín en octubre de 2018.
Una congregación judía en la sinagoga Bet Zion en Berlín en octubre de 2018. AFP/Getty Images

Felix Klein, el comisionado alemán contra el antisemitismo ha desaconsejado este fin de semana el uso de la kipá a los judíos de Alemania en función de las circunstancias. Lo ha hecho durante una entrevista con el grupo Funke y en un contexto de incremento de los ataques a judíos en el país. “No puedo recomendar a los judíos que lleven kipá siempre y en todos los lugares en Alemania”, ha dicho Klein, quien culpa de las agresiones a la comunidad judía a las redes sociales y a los ataques a la cultura de la memoria.

Las estadísticas oficiales publicadas este mes por el ministerio de Interior indican que los crímenes antisemitas crecieron casi un 20% el año pasado. El 90% de los 1.799 ataques contra la comunidad judía fueron cometidos por la extrema derecha.

Horst Seehofer, ministro de Interior alemán indicó a mediados de mes, durante la publicación de las nuevas estadísticas que el Gobierno combatiría con firmeza esta deriva “especialmente en este país”, dijo aludiendo al nazismo y al Holocausto.

El pasado no parece haber vacunado tampoco a un país en el que la extrema derecha entró en 2017 en el Bundestag con 92 diputados y el 12,6% de los votos. Alternativa por Alemania (AfD, la extrema derecha) borde a menudo con sus declaraciones la legalidad, considerando excesiva la voluntad alemana de situar la memoria histórica en primer plano también del presente del país.

El comisionado Klein asegura haber cambiado de posición a raíz de lo que considera una “creciente desinhibición social”. Klein, que fue nombrado por el Gobierno el año pasado, culpa además en parte a la policía y a las autoridades en general, que a su juicio dudan a la hora de determinar cuándo se ha producido un ataque antisemita. “Hay mucha inseguridad entre la policía y los funcionarios del Gobierno a la hora de lidiar con el antisemitismo. Muchos funcionarios no saben lo que está permitido y lo que no. Hay una definición clara de antisemitismo y debe ser enseñada en las escuelas”, añadió.

Josef Schuster, presidente del consejo central de judíos en Alemania, desaconsejó también el año pasado “mostrar abiertamente el uso de la kipá en grandes ciudades en Alemania”, después de publicarse un vídeo de un joven atacado en el norte de Berlín por llevar la cabeza cubierta con una kipá. Unos 200.000 judíos viven ahora en Alemania, la mitad de ellos en Berlín.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información