Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos quiere blindar las competencias del Estado

El partido propone en su programa electoral una reforma constitucional para “reforzar las competencias del Estado” y fijarlas “sin posibilidad de transferencia"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera y el Consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, este viernes en Málaga.

Ciudadanos pretende blindar las competencias del Estado en la Constitución para evitar que puedan ser transferidas a las comunidades autónomas en el futuro. El partido propone una reforma constitucional para “reforzar las competencias del Estado” y fijarlas “sin posibilidad de transferencia”, según el borrador de programa electoral al que ha tenido acceso EL PAÍS. Cs planea también acometer una reforma del delito de sedición y rebelión y aplicar el 155 en Cataluña.

Defender la unidad de España y garantizar la igualdad de derechos entre los españoles es la filosofía que inspira, según Ciudadanos, un paquete de medidas destinadas a encarar el desafío separatista en Cataluña y el problema territorial. El partido de Albert Rivera lleva en su programa electoral para el 28 de abril la aplicación “inmediata” del artículo 155 en Cataluña “hasta asegurar el restablecimiento de la Constitución”, según el borrador del texto que ha sido enviado a los miembros del Consejo General del partido reunido ayer en Madrid, y al que ha tenido acceso este periódico. Esa no es la única medida dirigida a combatir a los independentistas.

La respuesta al reto separatista en Cataluña es el primer capítulo del programa, prueba de la importancia que el partido da a este problema, que es también el eje de su campaña electoral. Ciudadanos plantea “mejorar los instrumentos para proteger a los españoles de los golpes de Estado en el siglo XXI” y en concreto “el golpe de Estado de los separatistas catalanes en otoño de 2017”. Su propuesta es una “actualización” del delito de sedición y rebelión en el Código Penal, aunque no explica de qué forma, con el objetivo, se deduce, de que los hechos sucedidos en otoño del 2017 en Cataluña tengan un mejor encaje en estos tipos penales.

Albert Rivera propone medidas de actuación inmediata contra el procés, pero también para evitar además que el Estado pueda profundizar en la descentralización. El candidato de Ciudadanos se presenta con una apuesta por la reforma de la Constitución “para reforzar la unión, libertad e igualdad entre todos los españoles” y ahí plantea que se solidifiquen las competencias del Estado, aunque no especifica cómo, y que la reforma fije la distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas y las estatales queden blindadas. “Sin posibilidad de transferencia”, deja claro el programa electoral. Un espíritu recentralizador que también ha plasmado el PP en su propuesta para el 28-A.

En la reforma de la Constitución, Ciudadanos plantea otras medidas de corte progresista como blindar el matrimonio LGTBI y ampliar el catálogo de derechos.

En el combate al separatismo catalán, los Mossos d'Esquadra están también en el punto de mira de Ciudadanos, que promete “reforzar los instrumentos de la Ley de Seguridad Nacional y de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para asegurar que la labor de los Mossos d'Esquadra responde a la defensa leal de la Constitución, y no se destina ni un solo euro de dinero público a financiar ninguna actividad vinculada al procés”. Aunque no se cita a TV3, sí se pretende una auditoría de las televisiones autonómicas para reducir gasto y para “asegurar que sus contenidos no sirvan para hacer propaganda ideológica”. De nuevo, la redacción es abierta y no se concreta cómo se aseguraría.

El paquete de actuaciones contra el procés se completa con la prohibición de que quienes se hayan fugado de la justicia puedan concurrir a unas elecciones (lo que impediría que Carles Puigdemont vaya a las europeas) y de los indultos a condenados por corrupción, rebelión y sedición.

Rivera apuesta por un Estado autonómico más uniforme y por el blindaje del castellano. Por eso plantea una Ley Orgánica de Lenguas Oficiales que garantice “que se pueda estudiar, trabajar y rotular tu negocio en español en toda España” y que el conocimiento del castellano nunca sea una barrera para acceder a un empleo público. Aunque no quiere acabar con el concierto vasco, al que se opuso en 2015, sí propugna terminar con el “actual cálculo arbitrario e insolidario del cupo”. La idea es sustituir el sistema actual de cálculo quinquenal por una “metodología estable elaborada por la Airef”, la autoridad independiente de responsabilidad fiscal. Y extender el plan a Navarra.

En materia fiscal, Ciudadanos no apuesta por la rebaja del impuesto de sociedades, a diferencia del PP. Al contrario, planea eliminar “trampas” que facilitan la ingeniería fiscal. Y “aproximar la recaudación a la media de la zona euro”, lo que exigiría una subida de los ingresos procedentes de ese impuesto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información